CREENCIAS QUÉ DEBEMOS ENFATIZAR EN NUESTROS HIJOS

,

Teresita García-Adame

Psicóloga Clínica – Maestra en Desarrollo Humano – Coach familiar.

Email: teresita.garcia-adame@hotmail.com

Derecho a una imagen positiva.

“Los  padres son los lentes  que usan los hijos para ver el mundo, por lo tanto si tú quieres generar lo mejor en tu hijo, las creencias son el elemento principal para que tu hijo formule una vida trascendente y lo conduzca a su mejor versión de sí mismo.”

CREENCIAS QUÉ DEBEMOS ENFATIZAR EN NUESTROS HIJOS

¿Qué es una creencia?

“Es el estado de la mente en el que un individuo considera como verdadero el conocimiento o la experiencia que tiene acerca de un suceso o situación”.

Es decir, es el conocimiento subjetivo que tienes de los sucesos que ocurren en el mundo, de las cosas/otras personas y de ti mismo. Es un sentimiento de seguridad sobre lo que algo significa.

Creencia de posibilidad. Se arraiga desde temprana edad, cuando el niño o la niña comienza con pruebas de ensayo error, quizá al caminar o controlar los esfínteres, los padres debemos dotar de la posibilidad de hacer y sí poder, dejando claro que todo lo anterior debe ser un aspecto siempre de buenas decisiones y crecimiento.  Dotar a tus hijos con la creencia de poder les dará la oportunidad de intentarlo y hacer más llevadera la frustración.

Creencia de ser capaz: Se interioriza cuando un niño hace consciente su capacidad para hacer determinada acción, es de vital importancia que lidiemos con la frustración del niño para evitar que genere una creencia limitante a sus capacidades y momento histórico. ¿Cómo se practica?

  • Paciencia
  • Tolerancia
  • Prudencia
  • Amor
  • Disciplina

Creencia de merecer: La mejor creencia de merecer es la de sentirse amado, recibido y aceptado. Si dotas a tus hijos de este triángulo les estarás dando la mejor nutrición parental: la que dignifica a una persona.

Con estas 3 creencias en positivo tus hijos tendrán una imagen de sí mismos de dignidad, amor y confianza.

Si te interesa profundizar más sobre estos temas en mi libro. Familias plenas podrás desarrollar y mejorar la narrativa de tu familia. Sígueme en mis redes sociales: Fb Corame – Teresita García Adame. Palabra de mujer. Hasta la próxima.

Las familias del siglo XXI

,

Psicóloga y Máster en Desarrollo Humano y coach familiar.

Teresita García-Adame

Facebook: Corame – Teresita Garcia-Adame

A  cada momento una palabra,  a cada instante un aprendizaje.

Uno de los grandes desafíos es creer, pensar y vivir sobre la premisa de que la vida no se mueve.  Se llega a asumir que el acompañamiento en la formación de un bebé es completamente igual que para un preescolar o un adolescente. Sin embargo, los momentos históricos de las familias son diferentes y para cada etapa existen retos como también momentos de alegría.

La consecuencia directa, real y madura es criar para la libertad. En nuestros planes está que los hijos  alcancen esa autonomía a través de potencializar sus capacidades y educar en valores. Insertar en esta sociedad hijos éticos, sensibles y con una buena dosis de pensamiento reflexivo.

Es vital reflexionar sobre cuáles son y tomar consciencia de los desafíos de nuestros hijos para equilibrarlos con las alegrías y satisfacciones de las que somos receptores. Lo primordial es darte cuenta que la maternidad y paternidad son equilibrio universal: “dar y recibir”, “tomar y dejar”, “construir y reconstruir”.

  1. No permitas que nadie contamine tu proceso de maternidad y paternidad con historias demoledoras de desconfianza. Ten presente que todo en la vida es cuestión de fe, o si así lo quieres ver, de afrontar con actitud y confianza.

Según algunas opiniones, no hay etapa de crecimiento que sea aterradora o desgarradora; los libros que predisponen sobre “los terribles tres primeros años”, o están las personas que vaticinan: “-Si es así en este etapa no quiero ver lo que hará cuando llegue a la adolescencia-“. Entiendo que no hay mala voluntad en esas aseveraciones. Sin embargo, se traducen en vivir la maternidad o paternidad como una cruz desoladora. El primer gran misterio de los padres es saberse alegres ya que el amor a sus hijos es permanente y cierto. ¿Cuántas situaciones de sufrimiento se pueden evitar si cambiamos la postura y buscamos soluciones?

En mi libro “Familias Plenas: Guía para el desarrollo humano familiar” amplio el tema y podrás encontrar nuevas herramientas para la crianza positiva, ética y con amor. Desde aquí mi deseo e intención que disfrutes tu maternidad y paternidad sabiéndote seguro que desde el amor no hay equivocación. Palabra de Mujer. Hasta la próxima.

FAMILIAS PLENAS: Conversaciones para la vida.

,

Por: Teresita García Adame

Maestra en Desarrollo Humano y Organizacional

Fb: Corame – Teresita García-Adame

Si vives en pareja y/o en familia, es importante tener conversaciones para la vida y desarrollo. ¿En qué consisten? Es de gran importancia generar charlas que construyan una mejor realidad. En proceso de coaching o terapia se les llama conversaciones de corazón a corazón. Busquen un espacio a la semana para dialogar sobre los objetivos que les gustaría alcanzar como familia. Siempre conversen y afirmen en positivo, es cuestión de práctica.

Cuando hablemos del error o miedo subrayamos el problema, te comparto un par de ejemplos:

  • Al acudir con un nutriólogo para mejorar nuestro estado corporal, la mayoría de las ocasiones nos somete a un régimen alimentario. Con la mejor de las intenciones te dice lo que NO puedes comer; sin embargo lo que sucede a nivel cerebral es que en automático lo apeteces y hasta te imaginas comiéndolo. Este lenguaje lo llamo “exterminador de voluntad y esperanza”.
  • Te gustaría que tu hijo deje de pelear con su hermano. El discurso de casi todas las familias es: “-Siempre es lo mismo contigo, no entiendes, siempre haces llorar a tu hermano, parece que no me escuchas- “.

Es necesario hacerlo diferente, usando el lenguaje de corazón a corazón, así:

  • Nutriólogo: “-Te voy a indicar la cantidad increíble de alimentos que puedes comer y te servirán para lograr tu objetivo. Recuerda: es temporal y lo más importante es que valdrá la pena el resultado- “.
  • Mamá al hijo: “-Tu hermano es una persona especial para ti. ¿Cuáles formas puedes descubrir para arreglar sus diferencias? Estoy segura que la siguiente vez harás lo mejor para tener una relación armoniosa con él- “.

¿Cuál de los 2 diálogos resuena más en tu confianza, autoestima y empoderamiento?

Probablemente estés teniendo un diálogo interno donde dirás:-”Eso es imposible vivirlo así-”. Por supuesto implica una gran dosis de paciencia y energía, pero sobre todo, de actitud y amor.

En mi libro: “Familias Plenas”, amplío el tema de límites en la crianza, donde te comparto vivencias y técnicas para lograrlo.

Retomando entonces, al tener este diálogo con tu pareja hablen de lo que SÍ desean. Busquen coincidencias y no diferencias. Manejen un lenguaje incluyente y firmen un compromiso de realización. Ten presente una máxima en la comunicación: “El que se opone, propone”, o en otras palabras; quejarse no sirve de nada si no empleamos alternativas para solucionar los conflictos. Es importante marcar una senda para alcanzar nuestro objetivo de manera más plena, el motivo principal es contundente: sufrir menos y gozar más. Hasta la próxima. Palabra de mujer.