5 TIPS PARA PRESENTAR A LA MESA LOS ALIMENTOS DE LOS PEQUES

Por Elena Díaz. (Elena es maestra de fomento a la lectura infantil, redactora y activista por los derechos de los animales). Síguela en: @Elena6Morado.

 

La hora de la comida es un momento especial en el que además de compartir los alimentos también conversamos sobre los buenos y malos momentos que tuvimos durante el día, pero qué pasa cuando tu peque no se siente atraído por lo que hay en su plato o qué tal y sólo quieres consentirlo preparándole una rica comida con una presentación diferente y divertida. Te invito a darle un vistazo a estas opciones culinarias para consentir a cualquier niño, niña y adolescente de la familia.

 

1.- Los colores:Aquello que tenga color vistoso e intenso sin duda llamará la atención de tu peque (puede rechazarlo o parecerle apetecible). Algunos expertos consideran que los colores influyen en gran parte en las emociones, y debe serlo pues hasta al vestirnos seleccionamos con precaución el color que deseamos portar durante el día. Permite a tu peque que desde bebé toque, mire y saboree los alimentos, así desarrollará su tacto, gusto y olfato, pues es una forma de relacionarse con el mundo.

Ofrece alimentos con diversos colores y variables durante la semana. Por ejemplo: Si haces un puré o ensalada agrega trozos de comida que contrasten como pedacitos de jitomate, brócoli o queso.

2.- Trozos fáciles de masticar:Recuerda que los niños y niñas se encuentran en una etapa de exploración y por eso algunos se llevan un buen tiempo masticando sus alimentos. Ten paciencia. Con niños pequeños intenta convencerlos cortando la comida a manera de figuras geométricas, pide que te ayuden a usar estos cortadores que son muy fáciles de manipular y con formas de animales ¡Les encantará! Y estará explorando sus alimentos: Pegajosos, crujientes, con olor, resbaladizos y con grumos.

3.- Las porciones:Un plato lleno de comida asombrará a tu peque y, probablemente, no quiera comer porque se sentirá intimidado al ver tanto alimento. Así que considera ofrecerle variedad de alimentos en pocas cantidades. Acompáñalo en la hora de la comida, previamente pide que te ayude a poner los vasos y cubiertos, conversen y hagan de este momento una experiencia disfrutable.

4.- Los platos y cubiertos:Actualmente en el mercado hay platos muy bonitos con texturas o rostros humanos en blanco para que el niño, con su comida, agregue ojos, nariz, cabello y boca. También hay platos con tapa movible de acuerdo a los movimientos de los peques (sobre todo si son bebés). Úsalos ocasionalmente. Con niñ@s pequeñ@s apóyate en los cubiertos entrenadores, pues no tienen filo y son de material plastificado para que los menores no se lastimen al tomar el alimento con su boca.

5.- Los sabores:Considera limitar los refrescos, golosinas y alimentos procesados con muchas grasas, pues muchos están hechos para generar adicción. El sabor y temperatura puede variar de acuerdo a la temperatura, así que cuando tu peque no desee un alimento piensa sus razones.

De vez en cuanto visiten un restaurante para probar un menú nuevo.

Es muy interesante saber cómo los colores persuaden a los niños a acercarse o no a un platillo. La conclusión a la que se llegó en un experimento científico en Brazil es que los niños se dejan llevar por el color (especialmente por el rojo), mientras que los adolescentes por el sabor; sin duda, también los alimentos marcan nuestras experiencias y etapas de vida. Seguramente cada vez que tu peque de una probada a una comida o bebida, en su imaginación, estará viajando por el tiempo.

Fuente de información: https://blog.seccionamarilla.com.mx/comida-para-ninos-jugar-con-los-sabores/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *