La alimentación repercute tanto en el crecimiento físico como en el intelectual,  es esencial que durante la infancia que los niños tengan una buena alimentación y aprendan a comer de forma correcta.

No hay que obligar a comer a los niños. Te explicamos por qué.

, , ,

Las necesidades nutricionales de cada persona (independientemente de su edad) son muy diferentes, y por ende su ingesta también, y ésta no puede establecerse por edades ni por género, debido a que aunque podrían considerarse relativamente similares, no lo son, ya que los niños no son igualmente activos unos entre otros, por lo tanto su cuerpo no tiene misma necesidad de comer cantidades iguales.

Según el estudio ‘Just three more bites‘ de la Universidad de California, el 85 por ciento de los padres o cuidadores obliga a comer a sus hijos todo está en su plato (aunque ellos no quieran más).

No es necesario que compares lo que come tu hijo con lo que comen sus amigos, ya que solo él sabe la cantidad de comida que necesita.

Es complicado determinar cuánto debe comer nuestro hijo, pero aun asi, nunca, bajo ningún concepto, hay que obligar a comer a los niños.

A continuación te compartimos 5 puntos en donde explicamos por qué es importante que no obliguemos a nuestros peques a comer.

1- Obligar a un niño a terminarse toda la comida del plato, es obligarle a comer más de lo que necesita. Puede darse el caso de que sea una comida que el niño come gustoso, y acceda de buen grado, aun sin ganas, a terminarse el plato, dándonos la sensación de que si quería comer y si tenía hambre, cuando en realidad no es así. Hay que escucharlos y respetar sus decisiones.

2- Cuando los obligamos a comer, estamos consiguiendo hacer de la hora de la comida una pequeña tortura diaria, así el niño cada vez llegará con menos ganas y nosotros con menos paciencia, afectando a la relación padre-hijo.

3- Hacer del acto de comer un momento desagradable afecta a las connotaciones sociales, pudiendo afectar a la manera de relacionarse y de socializar del pequeño.

4- Los hábitos alimentarios se establecen durante la infancia, por lo tanto obligar a un niño a terminarse la comida del plato está estableciendo unos hábitos inadecuados. Estamos haciendo al niño ignorar sus instintos e incitándole a establecer una rutina muy poco saludable, terminarse el plato, que puede ser el primer paso hacia la obesidad.

5- Obligando a comer al niño estamos dándole a entender que es normal que sea otra persona la que toma decisiones sobre su cuerpo, enseñándoles que no son ellos los que tienen el control y que es aceptable que alguien más tome decisiones por ellos.

Estamos limitando su autonomía, lo cual les frena a la hora de tomar decisiones, encubriendo y reprimiendo las señales de saciedad de su propio cuerpo, de nuevo favoreciendo el sobrepeso y allanando el camino hacia la obesidad.

Lo mejor que podemos hacer es observar a nuestros hijos, ofrecerles porciones adecuadas según lo que observemos, y respetar que sus necesidades pueden variar de un día a otro.

Si la oferta de alimentos es saludable, con alimentos de alta densidad nutricional, nuestros hijos sabrán cuánto comer para cubrir sus necesidades.

¡Provecho!

5 TIPS PARA PRESENTAR A LA MESA LOS ALIMENTOS DE LOS PEQUES

,

Por Elena Díaz. (Elena es maestra de fomento a la lectura infantil, redactora y activista por los derechos de los animales). Síguela en: @Elena6Morado.

 

La hora de la comida es un momento especial en el que además de compartir los alimentos también conversamos sobre los buenos y malos momentos que tuvimos durante el día, pero qué pasa cuando tu peque no se siente atraído por lo que hay en su plato o qué tal y sólo quieres consentirlo preparándole una rica comida con una presentación diferente y divertida. Te invito a darle un vistazo a estas opciones culinarias para consentir a cualquier niño, niña y adolescente de la familia.

 

1.- Los colores:Aquello que tenga color vistoso e intenso sin duda llamará la atención de tu peque (puede rechazarlo o parecerle apetecible). Algunos expertos consideran que los colores influyen en gran parte en las emociones, y debe serlo pues hasta al vestirnos seleccionamos con precaución el color que deseamos portar durante el día. Permite a tu peque que desde bebé toque, mire y saboree los alimentos, así desarrollará su tacto, gusto y olfato, pues es una forma de relacionarse con el mundo.

Ofrece alimentos con diversos colores y variables durante la semana. Por ejemplo: Si haces un puré o ensalada agrega trozos de comida que contrasten como pedacitos de jitomate, brócoli o queso.

2.- Trozos fáciles de masticar:Recuerda que los niños y niñas se encuentran en una etapa de exploración y por eso algunos se llevan un buen tiempo masticando sus alimentos. Ten paciencia. Con niños pequeños intenta convencerlos cortando la comida a manera de figuras geométricas, pide que te ayuden a usar estos cortadores que son muy fáciles de manipular y con formas de animales ¡Les encantará! Y estará explorando sus alimentos: Pegajosos, crujientes, con olor, resbaladizos y con grumos.

3.- Las porciones:Un plato lleno de comida asombrará a tu peque y, probablemente, no quiera comer porque se sentirá intimidado al ver tanto alimento. Así que considera ofrecerle variedad de alimentos en pocas cantidades. Acompáñalo en la hora de la comida, previamente pide que te ayude a poner los vasos y cubiertos, conversen y hagan de este momento una experiencia disfrutable.

4.- Los platos y cubiertos:Actualmente en el mercado hay platos muy bonitos con texturas o rostros humanos en blanco para que el niño, con su comida, agregue ojos, nariz, cabello y boca. También hay platos con tapa movible de acuerdo a los movimientos de los peques (sobre todo si son bebés). Úsalos ocasionalmente. Con niñ@s pequeñ@s apóyate en los cubiertos entrenadores, pues no tienen filo y son de material plastificado para que los menores no se lastimen al tomar el alimento con su boca.

5.- Los sabores:Considera limitar los refrescos, golosinas y alimentos procesados con muchas grasas, pues muchos están hechos para generar adicción. El sabor y temperatura puede variar de acuerdo a la temperatura, así que cuando tu peque no desee un alimento piensa sus razones.

De vez en cuanto visiten un restaurante para probar un menú nuevo.

Es muy interesante saber cómo los colores persuaden a los niños a acercarse o no a un platillo. La conclusión a la que se llegó en un experimento científico en Brazil es que los niños se dejan llevar por el color (especialmente por el rojo), mientras que los adolescentes por el sabor; sin duda, también los alimentos marcan nuestras experiencias y etapas de vida. Seguramente cada vez que tu peque de una probada a una comida o bebida, en su imaginación, estará viajando por el tiempo.

Fuente de información: https://blog.seccionamarilla.com.mx/comida-para-ninos-jugar-con-los-sabores/

 

Dieta durante el embarazo

,

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer cambia constantemente, así que debe cuidar lo que come para poder nutrirse ella y el bebé adecuadamente.

Junto a esto, con una buena alimentación durante el embarazo se reducen riesgos durante el nacimiento, aumento excesivo de peso, manchas en la piel, pérdida excesiva de cabello, y aumenta la elasticidad reduciendo el riesgo de estrías, entre otros beneficios a largo plazo.

Si bien no negaremos que siempre es necesario ir con especialistas para que nos ayuden a cuidarnos de la mejor manera posible, hoy te diremos algunos alimentos beneficiosos durante esta etapa.

Vegetales verdes.

Su ingesta es importante para obtener nutrientes, además que son ricos en ácido fólico.

Alimentos grasos de colesterol bueno.

Frutos secos, aceite de oliva, pescado, aguacate.

Fibra.

Alimentos ricos en fibra ayudarán a reducir el estreñimiento, así como las frutas como manzana, papaya, tubérculos, hortalizas son algo que no debes olvidar.

Agua simple

El consumo del agua ayuda al buen funcionamiento del organismo, a que se revitalice.

Algunos de los alimentos que es recomendable evitar son: la sal en exceso, exceso de azúcar, embutidos.

Recuerda los antojos muchas veces son la manera de decir a tu cuerpo que se necesitan determinados nutrientes para su correcto funcionamiento, así que los puedes sustituir por alternativas saludables.

Por si lo pensabas, sí, en KidsZone podrás encontrar nutriólogos para tí y para tus hijos.

Vacaciones, ellos en casa… y ¿el snack saludable?

, , ,

En vacaciones, los niños están todo el día en casa y la comida es algo de lo que una quisiera descansar, ya sea porque no hay tiempo, porque no sabemos que preparar o simplemente porque estamos cansadas.  

 En lo que decides que preparar, y para poder distraer un poco a tus hijos, te proponemos un snack saludable, original y fácil de realizar junto con los pequeños de la casa. ¡Claro! Sin sacrificar lo sano, la diversión ni la creatividad.  

 

 Sushi de plátano 

Para esta receta necesitaremos: 

  • Plátano (preferentemente no muy maduro y firme) 
  • Crema de cacahuate, Crema de avellana o alguna parecida 
  • Arroz inflado, amaranto, coco rallado, Chispas de chocolate, Granillo de colores, cacao o chocolate en polvo, cualquier cereal de su preferencia, o algún topping de tu antojo. 

 

Para la preparación: 

Retira la cáscara del plátano, unta el plátano con la crema de tu preferencia, después pásalo sobre el topping (arroz inflado, granillo, etc.) de tu preferencia, mételo en el refrigerador, corta en rodajas y listo. 

 

Si quieres puedes agregar chocolate líquido sobre las rodajas.

 Recuerda: es importante tomar 1- 2 litros de agua sola y no dejar de lado la actividad física hacer 30 minutos de ejercicio que te hará sentir mejor. 

¿Qué opinas? ¿Acaso no es una botana sencilla, fácil de hacer y nutritiva? ¿Tienes tú alguna otra?

3 consejos para cuando tus hijos no quieren comer

Los dos años de edad son una etapa difícil, en la mayoría de los casos los niños no quieren comer a esa edad. La razón es muy natural y se resumen en esta pequeña frase “Los niños comen por necesidad; no por obligación”  hay que tener en cuenta que la cantidad de comida que cada persona necesita es muy variable y depende de factores como el tamaño corporal, peso y altura.

Generalmente es entre los 5 y 7 años (cuando los niños comienzan a abrir su apetito) si has notado que pasa esta edad y aún tú hijo no quiere comer, te dejamos 3 recomendaciones que podrán ayudarte a que tus hijos coman.

  1. Crea un ambiente agradable a la hora de comer: La hora de comer es un momento muy especial en donde puedes generar una oportunidad de convivencia entre tu familia y tú. Evita tener distracciones como: la televisión, juguetes u objetos con los que tu hijo pueda distraerse y ocasionar que no coma.
  2. Ofrece porciones pequeñas: De esta forma tu hijo cambiará la percepción de comida, muchas veces si el plato se ve lleno tú hijo pensará que es demasiada comida y no querrá comerla. En cambio si le sirves un porción pequeña en un plato más grande la percepción cambia.
  3. Evita darle antojos antes de la comida: Muchas veces cuando eres niño tienes antojos y es muy común que tus hijos te pidan un dulce o cualquier otro tipo de aperitivo. Es importante que te re uses a darle eso, ellos deben aprender a que todo tiene un tiempo y hora establecida. Además si le das alguna de estas cosas lo llenarás pero no lo nutrirás.

La alimentación es  vital en el crecimiento y desarrollo de los niños, sin embrago, en algún momento será también una satisfacción y comerán lo que más les guste.

                   ¡Tomalo con calma! 😉