LA IMPORTANCIA DE DECIR “NO” NUESTROS HIJOS

Como adultos, en ocasiones, el decir “no” a nuestros peques se nos dificulta porque estamos en lugares públicos y sabemos que quizá la reacción del menor sea incontrolable, porque queremos que nuestro hijo tenga todo lo que nosotros no tuvimos o, simplemente, porque no sabemos negarnos ante una carita tierna con cachetes de color de manzana. Pero ¿qué beneficios hay cuando decimos “no” a las exigencias de nuestros hijos?

¿Qué hago con lo inesperado?: Cuando tu peque recibe un “no” como respuesta, tendrá quelidiar con lo desconocido. Es vital porque le permite explorar diferentes ámbitos y escenarios que no se imaginaba porque la comodidad de un “sí” no lo había obligado a ello. Por ejemplo: Si estaba acostumbrado a acudir todos los domingos al parque, y de pronto, no es posible acudir; tendrá que buscar otras opciones para entretenerse y gastar energía.

Definitivamente los límites empiezan por los padres, quienes debemos tener siempre muy clara la línea divisoria de cada una de las situaciones que requieren de freno.

Aclarar las reglas:

Sucede, regularmente, que los hijos únicos no están acostumbrados a la ausencia de halagos y premios porque, algunos padres, tienden a mimarlos y sobreprotegerlos; así que cuando estos niños reciban uno, les será beneficioso porque aprenderán a entretenerse consigo mismos, a socializar con otros que tarde o temprano, les negarán el acceso a un juego o juguete. Lo mejor será prevenir la vivencia y aceptación de un “no” viniendo de papá o mamá primeramente porque así lo estarás preparando para la vida cotidiana.

¿Cómo poder lograr un sí?: Cuando tu peque escuche un “no” como respuesta, tendrá la oportunidad de intentar conseguir un sí. Esto hará de él un niño con iniciativa, creatividad y perseverancia. Es importante que, como adultos, hagamos consciencia de nuestra capacidad y permisividad para cambiar o no de opinión porque, sinceramente, también se vale que negociemos (en ocasiones) con nuestro niño o niña.

La   paciencia:   

Cada vez que nuestro peque recibe un “no” como respuesta, se hará más conocedor de sí mismo porque obtendrá información sobre sus reacciones: qué dice, ¿Pega o insulta? ¿Llora o hace un berrinche? Y, lo ideal, es que tú puedas apoyarlo para corregir las reacciones que insanas. También, no siempre, daremos un “no” como respuesta; ya que podemos optar por un: Voy a pensarlo y te aviso. (No siempre tenemos la respuesta correcta en el momento preciso).

Aceptación:      

Un niño que escucha un “no” como respuesta, sabrá aceptarlo y emitirlo a otros. Será un niño o niña decidido, que tendrá y pondrá límites y que vivirá sin culpas o remordimientos, pues primero su seguridad y calma es lo más importante. También, aprenderá a ser justo con todos, incluido él. Sabrá dar y recibir explicaciones para así tomar la mejor decisión para la mayoría. Además, se dará cuenta de lo complicado que resulta intentar complacer a todos.

En KidsZone sabemos que es favorable que nuestro peque reciba, en ocasiones, un “no” como respuesta o como interrupción de un comportamiento indeseado porque tarde o temprano alguien, probablemente ajeno a la familia, se lo dirá. Recuerda que, las respuestas de tu peque serán variables porque somos seres humanos (únicos e irrepetibles). La paternidad y maternidad no es una fórmula matemática con un resultado predecible y exacto; al contrario, es tan ambiguo que, por ello queremos ayudarte con nuestros artículos.

Finalmente, es importante explicar a tu hij@ una o dos veces máximo la razón de tu decisión (sin remordimientos). Simplemente, trata de ser justo, y en ese momento, no negociable. No olvides indicar los posibles escenarios acerca de qué pasaría si tú no tomas una decisión al respecto. Por ejemplo: Si comes todos los dulces que quieras, puedes enfermar y tendrías que ver a un doctor; y seguramente, te dolerá el estómago. Como no quiero que enfermes, necesito poner límites: No puedes comer más dulces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *