Los niños necesitan límites para crecer felices. Te decimos la manera correcta de plantearlos.

Todos los niños y niñas necesitan de límites y normas para para crecer de manera plena, sana y feliz en en cada área de su vida. Y no es capricho de nosotros como padres, de hecho es una necesidad que el cerebro del niño tiene y es necesario para ser feliz. Existe toda una región del cerebro que se dedica 100% a fijar límites, a hacerlos valer, asi como a ayudar a los demás a tolerar la frustración que supone el cumplimiento de los limites.

Los límites deben estar claros y tener coherencia, esa es una de las partes difíciles de ser padres, las tareas principales a la hora de marcar los límites se centran en:

– Trabajar por la interiorización de las normas

– Posibilitar el autocontrol

– Planificar y organizarlas tareas

A continuación les compartimos algunos tips al momento de poner límites a los peques.

1. No te tardes en establecer un límite si percibes una conducta inadecuada.

2. Evita, en lo posible, una acción que consideres inadecuada. Esto puede ser más efectivo que corregirla a posteriori.

3. Los límites puestos valen para siempre. Aunque una conducta no adecuada, aparentemente haya desaparecido, puede volver a darse.

4. Es necesario que haya un acuerdo entre los adultos que vivan en el hogar. Todos deben tener claros los límites y cumplirlos.

5. Proponer los límites desde la tranquilidad, no desde la rabia o el enfado.

6. Siempre con confianza cariño, ya que lo que los niños necesitan es saber que les guiamos por buen camino.

No temamos a poner límites. Bien aplicados, son necesarios para desarrollo adecuado, sano y feliz de nuestros pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *