Verano sin pantallas: Enseñar a los niños a hacer un uso responsable.

, ,

En las vacaciones es típico que como los niños tienen más tiempo libre, lo pasen conectados a dispositivos electrónicos en especial cuando se aburren, ya que les es más fácil recurrir a las nuevas tecnologías. Esto no está del todo mal si se les enseña a usar con prudencia, es un tiempo que los padres tenemos que controlar para que hagan un uso responsable de este tipo de aparatos electrónicos para evitar crear en ellos una adicción.

Estas son algunas claves para evitar que los niños pasen demasiado tiempo frente a las pantallas este verano.

Comidas en familia

Parece una frase obvia o cliché pero, ¿cuántas veces hemos visto en un restaurante una familia en la que alguno o todos los niños durante la estancia entera están en la tablet o el smartphone. Esta idea muchas veces la implementamos los papás para que tanto nosotros mismos como los comensales de mesas colindantes podamos tener una comida tranquila. Sin embargo, hacer esto, a largo plazo traerá malas consecuencias para nuestros peques ya que asociarán el momento de la comida con el dispositivo electrónico debilitando poco a poco la sociabilidad familiar y el placer que supone disfrutar de los alimentos. Es por ello que debemos hacer que este momento sea respetado, enfocado a la convivencia y en los que estamos juntos, nunca dejar de protagonistas a los dispositivos móviles.

 

Orientarlos al ocio responsable

Una de las frases más comunes de los niños en la actualidad es “ya me aburrí”, en especial si no tienen una pantalla touch a su lado, ¡no saben como entretenerse!, es ahí cuando entramos los adultos.

Debemos hacer que los niños aprendan a saber que es un tipo de ocio al que pueden acceder pero con la debida responsabilidad que es saber cuándo deben parar y también saber la importancia de notificar a los adultos con los que están, si alguna de las cosas que están viendo les parece fuera de lo normal.

Actualmente hay varias aplicaciones que restringen el uso de ciertos contenidos a los niños y es responsabilidad como adultos, el estar pendientes que es lo que están consumiendo nuestros hijos en todo momento.

Hay muchísimas cosas que pueden hacer además de estar con los dispositivos, como hacer deporte, ayudarnos con las tareas del hogar, jugar con sus hermanos, etc…estas cosas les harán divertirse, entretenerse y además una cosa muy valiosa: sentirse útiles dentro del seno familiar.

Enseñarles a planificar el tiempo libre

Las rutinas son importantes y aunque es verano debemos planificar diferentes actividades a lo largo del día para que no estén “clavados” todo el tiempo a la tablet.

Los dispositivos electrónicos son únicamente una pequeña parte de todas las cosas que pueden disfrutar nuestros hijos. Debemos planificar su tiempo libre con actividades al aire libre con la familia, sociabilidad con otros niños de su edad, ayuda a los padres en las tareas domésticas y ocio a través de la lectura y actividades del estilo que también le retribuyan de alguna manera

Cuando comiencen las vacaciones podemos dedicar una mañana a elaborar un horario semanal planificando las actividades que se llevarán a cabo teniendo en cuenta que hay que ser flexibles porque finalmente son vacaciones.

En este sentido, lo ideal es que sean ellos quienes elaboren su horario ya que esto les hará ver poco a poco la importancia de las rutinas en el alcance de los objetivos y metas.

Un niño aburrido= un niño creativo

Como hemos dicho antes, la frase preferida de los pequeños es “ya me aburrí”. Cuando un niño se aburre se puede despertar en él toda la creatividad. Si nuestro hijo se aburre, en su cerebro se activará la capacidad de crear por él mismo, que de hecho no se da si los niños tienen todo su tiempo de ocio programado, por ello te comentábamos anteriormente lo de ser flexible.

Estamos acostumbrados a que en cuanto el pequeño dice que se aburre, buscamos la manera de que se distraiga o de entretenerlo. Los niños pierden entonces la capacidad de pensar, de crear, de inventar, de imaginar y, en definitiva, de crecer como persona.

Además, los niños que desde pequeños saben pasar tiempo solos (y no necesitan estar siempre en compañía de un adulto para divertirse), serán más seguros de sí mismos y sabrán aprovechar mejor los momentos de convivencia familiar.

Informarlos sobre los peligros de Internet

Internet puede ser un gran aliado y como padres podemos enseñar a nuestros hijos todas las posibilidades, programas y recursos que tienen a su alcance.

Pero también es importante que se les enseñe en qué tipo de páginas pueden entrar y en cuáles no, cómo saber si una página es segura y a no facilitar las claves de ningún tipo.

Estas son las pautas para hacer que tus hijos no se enganche al teléfono móvil:

📱 Cuando se encuentre estudiando, hay que dejar el móvil en otra habitación.

📱 Nunca meterse a la cama con ningún dispositivo electrónico.

📱 No ir por la calle leyendo mensajes, respondiendo o atendiendo el celular en general, siempre atento a la calle.

📱 Prohibido a la hora de comer y cenar.

📱 Comprar una calculadora y no dejar que haga las operaciones con el móvil (ya que con esa excusa aprovechará para mirar mensajes o vídeos).

📱 En vacaciones y tiempo libre poner horario de inicio y fin al móvil (como en la televisión y los videojuegos).

📱 Es una tarea muy difícil, pero seguro que si poco a poco ponemos en práctica estos consejos conseguiremos reducir el tiempo que nuestros hijos pasan con la tablet, móvil o los videojuegos.

 

0 replies

Deja tu comentario

¿Te gustaria opinar?
Sientete libre de hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *